Relevo en Tabasco: La lectura del debate.

Posted on 13:34 by Hugo Triano Gómez | 0 comentarios

Hugo Triano Gómez.




A como en el debate entre los aspirantes a la Presidencia, en el de los que buscan la gubernatura en Tabasco un ausente se llevó los “honores”; aunque para la ocasión sería más apropiado decir las deshonras.
También como en el primer ejercicio, se “avanzó” en  tópicos en específico que a juzgar por los dichos de los participantes, habrán de concretarse ganen ellos o sus adversarios el próximo primero de Julio.  
Con los contenidos floreciendo, con los ataques políticos y las defensas apareciendo, el debate entre los “choquitos” superó las expectativas y toda proporción guardada, pareció carburar, ser  más candente y entretener más que el de sus homólogos nacionales.
Como era de esperarse ninguno de los 3 interesados en suceder a Andrés Granier se salvó de que le recordarán su pasado; por un lado a Gerardo Priego Tapia le sonaron sus “vínculos noventeros” con Roberto Madrazo, a  Arturo Núñez su gestión y “actuación principalísima” con el siempre despreciado fobaproa y a Jesús Alí su respaldo a los excesos Granieristas desde el Congreso local, incluido el de los empréstitos que contrató su gobierno y que luego “regresó” sin usar, mediante el respectivo pago de intereses a costa del erario. Verdades que solo Priego intentó refutar.
En el terreno de las propuestas habrá que destacar las promesas de los 3 abanderados por privilegiar la generación de empleos, específicamente en la población joven. Y aunque es de suponerse que se aplicaría acá el proyecto federal, da la impresión que faltó ponerle nombre a los “beneficios” que el sector empresarial del estado recibiría si privilegia la contratación de éstos, en el entendido de que las retribuciones fiscales son exclusivas y fueron establecidas desde unos años por el gobierno federal.
La “conversión del agua en un aliado de los tabasqueños” también fue un tema de unanimidad. Los 3 candidatos al menos en el discurso, tienen claro que hace falta cambiar estructuras para que ello sea posible. No obstante, más allá de nomenclaturas, la Secretaría que se cocina para su atención nacería con infinidad de retos a la par de obstáculos y riesgos de volverla infructuosa.
Y es que pese a la “voluntad” exhibida, algo más tendrá que pasar para lograr el (millonario) desazolve oportuno de los ríos que retomó Alí; para lograr que Tabasco tenga una “mejor participación” en el Comité Técnico que decide el manejo del sistema de presas como planteó Núñez o que de resultados con (solo) llenarla de “especialistas” como planteó Priego Tapia.  
El objetivo de volver a la Secretaría del Agua (o como se llame) vigilante de la CONAGUA por aquello de las obras del Plan hídrico, acuñado por Núñez y Alí, no solo es el peligro mayor para la distracción de sus objetivos; si no también la puerta abierta para politizar otra vez el asunto, sin llegar a resultados.
Tampoco –da la impresión- servirá de mucho que la nueva dependencia estatal se encargue de la ampliación de drenajes y de la red de agua potable en los municipios como mencionó Alí, cuando ello supondrá que ésta absorba a la CEAS –antes SAPAET- con toda la carga burocrática y de deficiencias que arrastra desde hace décadas. En contraste suena “oportuna” la idea del fortalecimiento presupuestal municipal para reasignar tareas, so pena de castigar a quien no cumpla el cometido.  
Para no dejar cabos sueltos, seguro es que el de los “honores iniciales” de los que aquí se habló, fue el más interesado en el encuentro. ¿Quien si no? si ha contribuido con mucho al triste diagnóstico de la realidad local. ¿Por qué no?  Si podría sentir ya de cerca el temor por dejar un estado de cosas que todos –candidatos o no- quieren cambiar… Su nombre: Andrés Granier.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada